¡HOLA 2019!

Publicado 2 enero, 2019 Por Catalina Bernal

Y llegó el 2019, qué rápido ¿no? Bueno… No lo sé, alguna vez hablé de lo rápido que pasa el tiempo en redes sociales y alguien me respondió algo casi “científico” de por qué era imposible que el tiempo pasara más rápido ahora que antes, al final, ni recuerdo qué fue lo que me dijo esa persona, tampoco sé si pasa rápido o no, si es igual que antes o no, sólo puedo decir que todavía recuerdo muy bien cuando empezó el nuevo milenio y no parece que haya sido hace 19 años.

Si han leído una que otra cosa que les he compartido sobre mí en este blog, algunos sabrán que no soy la persona más navideña y tradicional que puedan conocer, no soy de ir ni hacer novenas, no hay arbolito de navidad en mi casa, tampoco existe el estrés de comprar regalos para todos, ni se hace una gran cena el 24 de diciembre, pero eso sí, las últimas cuatro navidades las he aprovechado para visitar a mi hermana en Estados Unidos.

No es una fecha que me trasnoche, pero debo reconocer que es un momento del año que le permite a muchos reunirse con los suyos como a mí, que lo disfrutan al máximo, que celebran sin parar y que les alegra la vida. En lo personal, varias cosas no tan agradables que han sucedido a lo largo de mi vida, han ocurrido en estas fechas y en su momento me generaba bastante amargura, pero ese “trauma” se ha ido diluyendo, no la disfruto como otros pero tampoco me atormenta, diciembre es como un lunes para mí, no es mi favorito pero hay que atravesarlo.

Tenía un poco abandonado mi blog y mis videos “informativos” en Instagram por dos razones, primero porque me fui de viaje varios días y segundo porque luego de ese viaje me enfermé, me dio una gripa que evolucionó a casi neumonía y, durante dos semanas estuve muy mal, me sentí fatal. No suelo enfermarme de esa forma y resisto bastante cuando no me siento muy bien, pero esta vez me sentí morir. Luego de recuperarme, viajé nuevamente y ahora mismo les escribo desde Estados Unidos que es donde he pasado estas fechas los últimos años como ya les dije.

Entre “ires y venires” se me han pasado los días y las semanas volando y por eso he estado un poco perdida, pero bueno, ya inició un nuevo año y es momento de poner en marcha nuevamente todo lo que se había detenido por diferentes circunstancias. Les quiero hablar un poco de lo que significa para mí el fin de año, puedo decir que lo disfruto más que la navidad, pero a lo sencillo, no necesito una gran fiesta, un vestido perfecto, ni un banquete para celebrar, me gusta aprovecharlo de una forma más personal.

La verdad es que yo siempre pensaba en ciertas cosas que quería hacer el año que empezaba, pero se quedaban ahí, en la mente, no ideaba un plan, no escribía la lista, no especificaba nada, simplemente sabía y tenía claro una que otra cosa que quería cumplir y lo iba solucionando por el camino. Para este año, decidí hacerlo más a conciencia, escribirlo, detenerme a pensar cómo iba a hacerlo y por qué quería hacerlo. Hice un repaso de lo que fue el 2018 y a partir de ahí, surgieron muchas cosas que quiero cambiar, mejorar y empezar a hacer.

Para mí el 2018 no estuvo mal, de hecho puedo decir que es uno de los años que más me ha enseñado cosas tanto en lo profesional como en lo personal, sobre todo lo segundo, no fue un año fácil en ese sentido, a veces toca aprender a las patadas y pues, si lo pienso en este momento, tal vez era lo que necesitaba para entender muchas situaciones que me estaban destruyendo por dentro y me rehusaba a razonar.

Fue un año en el que me probé a mí misma en muchos sentidos, en el que me enfrenté a decisiones importantes, en el que me descubrí, en el que vi el resultado de cosas en las que venía trabajando, en el que conocí personas que me cambiaron la vida y en el que tuve que despedir a otras que también me cambiaron y mucho, fue un año que me retó bastante, de esa forma creo que salió fuerza de donde no sabía que había.

Debo aceptar que disfruto ese ritual de fin y comienzo de año, particularmente este, porque ya lo veo de otra forma y lo estoy aprendiendo a vivir de una manera que me permita ver el lado bueno y aprender del no tan bueno. Sí, esto suena muy lindo, muy espiritual y perfecto pero no es tan así, bastante agua ha pasado por este río para llegar a este punto, tal vez los años han hecho lo suyo y estoy madurando ja…

Sin embargo, también pienso que no hay que esperar al 31 de diciembre para cerrar ciclos y empezar otros, las situaciones y el corazón nos dirán cuándo hacerlo sin importar el día o mes que sea, siempre habrá oportunidad de volver a empezar, así en ciertos momentos veamos sólo tinieblas, todo pasa, a veces rápido, a veces lento, pero todo pasa.

Para terminar los invito, chicos y chicas, a que aprovechen estos días para hacer esa pequeña terapia personal, a veces uno que otro cambio hace la gran diferencia. Pocas veces uno se detiene a pensar en uno mismo, a agradecer, a ver lo bueno de uno y a aclarar lo que realmente quiere y sobre todo lo que no quiere, eso es importante aunque no lo creamos. Somos importantes, no olvidemos eso.

Para todos los que me leen y me acompañan siempre por estas “herramientas digitales” muchas gracias, por su tiempo, sus palabras y su buena onda. Espero tengan un buen 2019 y si el 2018 no los dejó muy contentos tranquilos, después de la tormenta siempre llega la calma.

Abrazos,

Cata B.

10 Comments

  • Juan S. Paez 2 enero, 2019 at 11:26 pm

    Hola Cata. Creo que es la primera o tal vez segunda vez que leo tu blog. Pero esta vez fue un bum. Fue como estar hablando con una amiga y en realidad lo que dices si hace pensar que hay cosas que dejamos pasar y no nos damos cuenta. La verdad fue un post muy bueno y del que tomaré en cuenta tus recomendaciones. Un abrazo y sigue así tienes una excelente manera de pensar y plasmarlo en palabras.

    Reply
    • Catalina Bernal 3 enero, 2019 at 8:34 pm

      Espero que te funcione Juan, gracias por leerme y escribir!
      Abrazos.

      Reply
  • Edwin cañon 3 enero, 2019 at 1:15 am

    Genial muy realista y sincero

    Reply
    • Catalina Bernal 3 enero, 2019 at 8:34 pm

      Gracias!

      Reply
  • Lindsay Ruiz 3 enero, 2019 at 9:49 am

    Sentí que te escuchaba miéntras escribías, me sentí muy identificada contigo. Es la primera vez que te leo y me gusta como escribes. Transmites mucho, gracias por compartir un poco de tu vida, muchos éxitos para ti este 2019. Por cierto! eres muy linda 😘

    Reply
    • Catalina Bernal 3 enero, 2019 at 8:35 pm

      Muchas gracias por tus palabras, me alegra que te guste.

      Abrazos!

      Reply
  • Natalia Martínez 3 enero, 2019 at 5:43 pm

    Hola Cata!
    Todos llegamos al punto de sentirnos de esa manera, donde la vida nos da un golpe para que «reaccionemos», leyendo este Blog me sentí muy identificada contigo, para mi el 2018 no fue el mejor año tampoco, pero que bueno que pase eso, porque así identificamos que nos hace mal y pues obviamente el bien, y así mismo desechamos lo que no sirve.
    Por favor ¡No dejes de escribir!, eres una de mis blogueras favoritas.

    Reply
    • Catalina Bernal 3 enero, 2019 at 8:36 pm

      Muchas gracias por tus palabras Natalia, me alegra que te identifiques y te guste.
      Un feliz 2019 para ti.

      Abrazos!

      Reply
  • Pau 7 enero, 2019 at 5:41 pm

    Al parecer, este año es de retos y todo lo que se vivió en el anterior, sólo es la preparación para lo que viene ahora. Afrontar y batallar!!!
    Buen comienzo de año; inícialo con toda la buena energía.

    Reply
  • johan albert silva 16 febrero, 2019 at 3:33 pm

    eres una niña de los ojos como el mar y el cielo profundos y bellos creo que esto hace que tengas casi el universo ante ti este planeta es azul como tus ojos por ende se que el universo esta contigo el cielo y sus angeles tambien estuviste enferma casi de morir yo pase por lo mismo pero solo un ser que nos brinda todo esto es DIOS te invito a que escuches a hayley williams y su cancion halelujah o aleluya y una linda cancion de sade que se llama pearls o she de norah jones son canciones hermosas y que hablan de duras situaciones y te daran mucha fortaleza anyway la niña de los ojos azules como el cielo y los mares hasta como la cancion de despecho andina ojos azules me encanta tocar esta cancion en flauta dulce bendiciones y abracitos hermosaaaaaaaaaaa!

    Reply

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *