LO QUE NO SE VE EN LAS REDES SOCIALES

Publicado 21 octubre, 2019 Por Catalina Bernal

Seguramente en este momento te sientes agobiado por algo que viste en redes sociales que no te pasa a ti y consideras que jamás te va a pasar, sé lo que se siente, he estado ahí.

No deberíamos subestimar el hecho de que todo lo que vemos a diario a través de nuestros dispositivos móviles nos enferma, literalmente nos enferma, nos asusta, nos causa ansiedad, depresión, nos hace sentir miserables y sin esperanza o motivación y no, no creo estar exagerando, es real, pasa.

Yo he logrado construir un tipo de “comunidad” a través de mis redes sociales gracias a mi trabajo en radio, estar todos los días expuesto ante un público te permite llegar a muchas personas que de una u otra manera se interesan en ti, tu trabajo o tu vida. Es un privilegio para mí compartir intereses con personas de todas partes, no puedo negarlo.

Recibir mensajes bonitos, buena vibra por parte de gente que realmente no te conoce pero te hace sentir bien con sus palabras, conocer historias impactantes, sentir que le agradas a otras personas, que gustan de lo que haces y que además eso te genere beneficios monetarios, reconocimiento, invitaciones especiales, muchos beneficios y privilegios, pues amigos… eso es una delicia.

Por ese lado me siento muy agradecida con la vida porque me ha dado oportunidades que jamás imaginé tener sólo por tener una cantidad considerable de seguidores en mis redes. Así como esto te puede alegrar la vida, también te la puede hacer completamente agobiante y difícil de vivir, valga la redundancia.

Cada día es un reto, todos tenemos metas y sueños por los cuales hay que trabajar, algunos lo están haciendo en pro de eso, otros los tienen pero no saben como alcanzarlos y es ahí dónde vivir la vida es difícil. Probablemente muchos están odiando su trabajo, tienen el corazón roto, tienen problemas económicos, familiares, mentales y las redes te “obligan” a salir de tu zona de confort y sabes que quieres hacerlo pero no encuentras el camino ni la manera. 

La presión de ver a unos cuantos personajes viajando, disfrutando de platos exquisitos, viviendo el amor perfecto, disfrutando de muchos lujos, teniendo un cuerpo y cara perfecta y enseñando lecciones de vida porque “todo se puede” quiero decirles que es lo que más conflicto me genera.

Eso es lo que vemos en redes sociales, eso es lo que nos hace preguntarnos “¿por qué a mí no me pasa lo mismo?”, “¿por qué yo que me mato trabajando no tengo esa vida?”, “¿por qué no tengo la cara o el cuerpo perfecto?” entre otras situaciones que seguramente hemos cuestionado y comparado con nuestra vida…

En mi caso, seguramente la imagen o concepto que tienen las personas que me siguen en redes sociales es bastante lejana de lo que realmente soy y vivo. Esto no es con el fin de mostrarme como una “víctima”, no, por el contrario, es con el fin de compartir con ustedes lo que no se ve en las redes.

Si han leído una que otra de las publicaciones que he hecho en esta web, saben que soy una persona promedio que en general le ha tocado batallar bastante para estudiar, trabajar y demás, cosa que no está mal, la experiencia de tener que luchar tanto por lo que he querido me ha hecho madurar y hacerme fuerte, muy fuerte.

En general soy una persona reservada, por lo tanto mis redes sociales no reflejan un gran porcentaje de lo que soy, da unas señales de mi personalidad, intereses y gustos, pero no me muestra tal y como soy porque como todos, tengo el derecho a elegir lo que quiero mostrar de mi vida y es lo que hago.

Es muy fácil pensar que esa persona que uno ve a través de una foto, un video y demás, tiene la vida perfecta pero no, yo les puedo decir que he estado al borde de muchas crisis de estrés bastante angustiosas, he tenido serios problemas con mi salud mental, he tenido ganas de “tirar la toalla” y no seguir con mi profesión, he pasado por rupturas amorosas, he tenido el corazón en pedacitos porque inconscientemente he permitido que suceda, he sentido envidia y rabia por no tener lo que otros tienen, como si tuviera 10 años envidiando a los demás, me he sentido frustrada y perdedora, he tenido problemas económicos, me he sentido culpable y realmente mal por comerme un postre repleto de azúcar porque Instagram me ahoga todos los días con su estilo de vida saludable, me he sentido floja y perezosa por no ir a un gimnasio y ejercitarme tres horas diarias, he querido cerrar mis redes sociales porque me enfurece ver que lo que muestran como excesivamente bueno y positivo es realmente una falacia, (lo he visto con mis propios ojos), he querido viajar más y no he podido, he querido salir de mi “zona de confort” y tampoco ha sido fácil, me he arriesgado y he perdido en todo sentido, he amado y no me han amado, he esperado y no ha pasado lo que quiero que pase, me han rechazado en trabajos a los que aspiro, he buscado trabajo y no he encontrado, me he sentido completamente desmotivada y angustiada por todo lo que se vive en el mundo social y políticamente, he tenido momentos muy difíciles con mi empresa, he perdido las ganas de todo entre muchas otras cosas…

Por eso cuando veo la foto “perfecta” de alguien con el cuerpo “perfecto” dándote lecciones de cómo tener “la vida perfecta” y cómo ser “mejor persona” cuando uno sabe y conoce que todo es una completa mentira y que el que te dice que seas mejor persona pocas veces lo es, justo ahí  es cuando quiero tirar mi celular lejos y no volverlo a mirar porque es sencillo, ESA NO ES LA VIDA REAL. Últimamente está muy de moda hablar de temas de autoconocimiento, hacer lo que uno quiere, cumplir sueños, arriesgarse lo cual no está mal, de hecho está muy bien poder hacerlo, poder encontrar la forma de lograr la vida que cada uno de nosotros quiere tener pero es difícil, no imposible, pero difícil. Es ahí donde se deben tomar con fuerza las riendas de nuestra existencia sin basarnos en la de otros.

Pocas veces encuentras personas genuinas en redes sociales, tampoco quiero que esto se entienda como que hay que mostrar todo el sufrimiento de nuestras vidas, no, pero lo mínimo es no mentirle a las personas que creen ciegamente en ti y en lo que dices. Alguien alguna vez me dijo que soy una dreamer por pensar y querer que las cosas se hagan mejor y sean reales sobre todo. Si por eso soy una “dreamer”, sí, lo soy, pero no soy la única.

No creas todo lo que ves, no te compares con todo lo que percibes, desconoces lo que hay detrás y seguramente no lo vas a conocer nunca, así que, jamás tendrás certeza de la realidad de las personas que ves a través de tu celular, así que quédate con las cosas que te pueden funcionar y realmente te inspiran (porque también las hay) y trata de tener no una relación tóxica con las redes sociales, tratemos, porque también voy por ese camino.

Cata B.

9 Comments

  • Daniel 21 octubre, 2019 at 9:38 pm

    No me considero una persona apasionada por la lectura pero tu blog me gusta demasiado, y en especial este post, soy una persona trabajadora y emprendedora pero vivo agobiado porque pago una mensualidad de un gym al que hace como 3 meses no voy por tiempo y demás cosas y la mayoría de mis parceros son super dedicados y yo soy como: «heyy por que no sacas tiempo también para el gym.» Y siempr estoy en ese dilema como en que tan cansado estoy y si ir o no ir….

    Reply
  • Andrés 21 octubre, 2019 at 9:39 pm

    Aunque todo lo dices es verdad también esta el otro extremo, yo también me siento frustrado cuando veo todas esas cosas «perfectas» pero también me veo muy desilusionado cuando veo la realidad del mundo y tanto negativismo y ataques de un mundo toxico en redes sociales.

    Así que entré la realidad y la ficción no hay muchs diferencia.

    Chevere que publicara de nuevo en tu blog.Buenas suerte.

    Reply
  • Andrea Salazar 21 octubre, 2019 at 9:44 pm

    Me siento identificada con casi todo lo que escribes te envío un abrazo es un alivio ver estas reflexiones q pasan también por mi. Mente en estas líneas, me inspiras y tengo 40! El. Solo venimos a este mundo a intentar ser feliz. Solo ser. 🧟‍♀️🙂

    Reply
  • Edwin perez 21 octubre, 2019 at 10:14 pm

    Toda la razón Catalina siento que este tipo de pensamiento debe ser visto por todos estos mal llamados influencer de lo sano de lo bueno de lo que está bien y que está mal cada persona aunque es libre de leer y seguir a cualquiera con este tipo de blogs y escritos desde el corazón podrían hacer la redes sociales más reales auténticas y con más sentido humano entendiendo que cada persona es un mundo diferente te admiro muchísimo te sigo desde radioactiva ya casi poco en vibra y pienso que eres una persona real.

    Reply
  • Víctor Páez Jácome 21 octubre, 2019 at 10:39 pm

    Hola Cata. Sabes? a mi me parece muy valiente lo que hiciste en este post, porque mostraste la Catalina que hay detrás del mundo impostado de las redes sociales, eres genuina y eso es lo que más importa. La fama que puedas tener es efímera, lo que importa es quien eres como persona y tu eres de las mejores. Me identificó en mucho de lo que dices. Un abrazo

    Reply
  • tete prieto 22 octubre, 2019 at 8:56 am

    Estoy de acuerdo, porque preferimos mostrar ser felices mostrar que estamos bien, antes de mostarnos asi pues por lo mismo elegimos que mostrar. y punto seamos felices o no leamos realmente o no un post completo todo es una eleccion, la realidad es ser quienes somos en la realidad con las personas reales nonse si sea una redundancia pero que valga

    Reply
  • Eliana 22 octubre, 2019 at 9:07 am

    Hola
    No soy de leer blogs es mas no sabia para que funcionaba y eso que tengo 30 años jajaja gracias por escribir lo que en verdad quiero ver en redes pero que nunca se ve.
    Me gustó y seguiré leyendo gracias.

    Reply
  • Luisa 22 octubre, 2019 at 7:30 pm

    Te sigo desde siempre, eres una mujer inspiradora sobretodo porque eres real, te admiro muchisimo y espero que logres todo lo que te propones porque lo mereces.

    Reply
  • Juan Esteban Ramírez 28 octubre, 2019 at 7:35 pm

    Cata que buen post siempre te he visto en redes y me he dicho carajo siempre me.hiboera gustado llegar a la.radio cómo tú lo hociste, me siento totalmente identificado con lo que escribes verdaderamente las redes nos bien estilos que no corresponden a la realidad, leer estas cosas de.alguien que veo principalmente en ig cambia mi concepto de pensar y me.alegra enormemente que todos hacemos parte de un proceso constructivo gracias una lectura muy agradable abrazos

    Juan E

    Reply

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *